Francia, 30 de mayo del 2019.- Ecuador obtuvo dos reconocimientos oficiales del estatus sanitario de riesgo controlado para la Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB) “enfermedad de la vaca loca” y país libre de Peste Porcina Clásica (PPC) para el territorio insular Galápagos, bajo el cumplimiento de los procedimientos establecidos por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).

Este logro es producto del esfuerzo conjunto de Agrocalidad a través del personal técnico de territorio, nivel central y  profesionales del laboratorio de la entidad y el sector productor pecuario, que permitió cumplir con los requisitos técnicos necesarios para alcanzar este estatus.

Desde el 2001 Ecuador estableció medidas técnicas como la prohibición harina de carne y hueso de origen rumiante para la alimentación de bovinos; control de las importaciones de mercancías pecuarias; capacitaciones a profesionales y estudiantes; así como a los productores a través del proyecto de sensores epidemiológicos (5.281 personas).

Un factor fundamental de este logro es el establecimiento e implementación del Programa Nacional Sanitario de Vigilancia y Prevención de Encefalopatía Espongiforme Bovina desde el 2016, dentro del cual se viene ejecutando una vigilancia zoosanitaria activa de manera programada acorde a directrices técnicas internacionales.

La OIE otorga este reconocimiento en virtud que la comisión científica para las enfermedades animales tomó en consideración las recomendaciones emitidas por el Grupo ad hoc, encargado de evaluar el estatus de los países miembros, dando un dictamen favorable a la documentación remitida por la Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario en el mes de agosto de 2018.

Para el reconocimiento como zona libre de Peste Porcina Clásica (PPC) en la región insular Galápagos,  se muestreó a 789 porcinos de 45 granjas distribuidas en Isabela, San Cristóbal, Santa Cruz, y Floreana. También se ha venido realizando desde el 2016 muestreo a cerdos asilvestrados.

Las nuevas metas planteadas por Agrocalidad son obtener el reconocimiento como país de riesgo insignificante de EEB y obtener la certificación PPC en el continente; esto con base en las acciones estratégicas adoptadas y la colaboración de todos los actores de la cadena de producción pecuaria.

El reconocimiento fue entregado durante la sesión general N° 87 de la OIE por la  directora general, Dra. Monique Eliot, al Delegado Oficial del Ecuador ante la OIE Ing. Patricio Almeida.

Este nuevo estatus zoosanitario, alcanzado por la Agencia, es una herramienta para las negociaciones comerciales de mercancías pecuarias de la especie bovina, lo que genera más oportunidades y menos restricciones sanitarias; además coloca a nuestro país en un mejor estándar sanitario respecto a estas enfermedades.

Quito, 20 de mayo del 2019.- La Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario (Agrocalidad) en colaboración con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en el marco del Programa Nacional de Gestión de Químicos (PNGQ), organizaron el Taller de capacitación “Gestión de plaguicidas obsoletos generados en el sector agrícola-metodología de inventario” con la finalidad de impartir los fundamentos teórico-prácticos que permitieron obtener los conocimientos y desarrollar habilidades para la recopilación de información sobre la distribución e identificación de las existencias de estas sustancias y otros materiales; lo que permitirá realizar una evaluación de riesgos de los sitios y determinar la magnitud de la problemática para implementar las tareas de salvaguarda, disposición final y prevención.

Según la FAO, los plaguicidas obsoletos son un conjunto de sustancias y materiales contaminados (semillas, fertilizantes, pulverizadoras, suelo contaminado, entre otros) considerados un tipo de desecho tóxico que debido a las características eco-toxicológicas que poseen, representan mayor riesgo que los plaguicidas vigentes. En este conjunto se incluyen plaguicidas caducados, deteriorados, prohibidos, no registrados, adulterados, desconocidos, que no pueden ser usados para el propósito que fueron elaborados.

El Ecuador, mediante el proyecto UTF/ECU/095/ECU que fue ejecutado por el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y la FAO en 2014, dio el primer paso en gestión integral de plaguicidas obsoletos (POs) generados en el sector agrícola, al lograr la eliminación segura de 16 toneladas de estas sustancias que se encontraban acumuladas en 26 sitios del país. Sin embargo, durante la consecución del primer inventario sectorial, se reportó la existencia de nuevas acumulaciones de estas sustancias en diferentes sitios potenciales del territorio nacional, en los cuales no se descarta la posibilidad que las cantidades y condiciones de almacenamiento constituyan graves riesgos y amenazas a la salud y ambiente de la población circundante.

En el 2017, Agrocalidad con el apoyo de los gremios APCSA e INNOVAGRO, realizó un nuevo inventario en 240 empresas y 2181 almacenes de expendio, teniendo como resultado 112.20 toneladas de plaguicidas obsoletos, en 23 provincias del país.

Finalmente, en el 2018 el Ministerio del Ambiente a través del Proyecto Nacional de Gestión de Químicos del PNUD, lograron el financiamiento a través del GEF para continuar con el proyecto inicial, por lo que nuevamente se retomaron las actividades y se vio la pertinencia de realizar una actualización del inventario realizado por la Agencia.

Por tal motivo, desde el 17 de mayo hasta el 17 de julio del año en curso, técnicos de la consultora ADVANCE, debidamente identificados visitarán los almacenes de expendio de plaguicidas para realizar una validación de las existencias de plaguicidas obsoletos que se encuentran almacenados; en este sentido, se requiere el apoyo de los operadores, cumpliendo con lo siguiente:

  1. Colocar en el área de producto no conforme de su almacén, todos los productos obsoletos que posea. Entiéndase por obsoletos a los plaguicidas caducados, derramados, sin registro, sin etiqueta, envases o fundas deteriorados, moléculas prohibidas o material contaminado.
  2. Permitir el ingreso a los técnicos que realizarán el inventario (consultora ADVANCE), quienes portarán una identificación que será presentada al momento de llegada.

Recordamos a los almacenistas que:

  • Una vez que termine la validación del inventario; la recolección y la eliminación de los plaguicidas obsoletos será de modo seguro para la salud y el ambiente y SIN COSTO PARA LOS ALMACENISTAS.
  • Todo plaguicida obsoleto que se encuentre en el área de productos no conformes y sea incluido en el inventario, NO GENERARÁ SANCIONESal almacenista.

En conclusión, los productos obsoletos son un gran riesgo para la salud humana, animal y el ambiente, por lo que mantenerlos almacenados es un peligro latente y no es posible eliminarlos como basura común ya que implica un problema mayor.

Cuenca.- 17 de mayo de 2019 La Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario (Agrocalidad) en colaboración con la Policía Nacional y Fiscalía allanaron seis centros de faenamiento no autorizados en las avenidas Loja e Isabel la Católica, al sur de Cuenca.

Luego de cuatro meses de investigación, las autoridades, tras las intervenciones, encontraron una gran cantidad de cerdos, pollos y pavos faenados sobre el piso y carne en refrigeradoras en condiciones de insalubridad.

Durante el operativo de control María Fernanda Fajardo, jefa de Servicio de Sanidad Agropecuaria del Azuay, manifestó que tomaron muestras de las diferentes carnes para realizar los estudios respectivos y determinar si existen agentes contaminantes. “Encontramos animales faenados y vivos en corrales y la mayor parte no tienen las guías de movilización” expresó.

Acto seguido se decomisó los animales, balanzas y objetos utilizados para faenar y se colocó sellos de clausuras.

Los animales muertos serán entregados al zoológico de la ciudad, mientras que los animales vivos fueron devueltos a sus propietarios.

Agrocalidad continuará con estos controles para garantizar que la carne que se consume es apta para el consumo, de esta manera se asegura la salud de la población.

Por lo expuesto, de los seis sitios intervenidos cinco fueron clausurados.

Quito, 9 de mayo de 2019.- La Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario (Agrocalidad) realizó el taller “Notificaciones: Ecuador en el comercio agropecuario” con la participación del sector público y privado el que permitió difundir las nuevas herramientas que está aplicando la Agencia para que el sector agro-exportador tenga acceso de manera rápida, sencilla y oportuna a la información de notificaciones, en materia sanitaria y fitosanitaria,  en el marco de la Organización Mundial de Comercio.

Actualmente, a nivel mundial se ha incrementado la generación de normativa y requisitos que acompañan temas de salud, Buenas Prácticas Agropecuarias, uso responsable de sustancias químicas, entre otras  medidas para mitigar el posible ingreso de plagas y enfermedades de origen animal. Por este motivo, Agrocalidad, consciente de la importancia de esta información genera espacios para que el sector agropecuario  conozca estos procedimientos en pro de la transparencia.

Este taller contó con la asistencia de 40 participantes entre ellos exportadores, importadores, academia, sector público y personas vinculadas con la cadena agropecuaria del país.

Luego de la difusión de la nueva plataforma web, en donde se podrá consultar de manera mensual las notificaciones ordinarias, se espera que el sector privado y academia utilicen esta herramienta para implementar mecanismos de planificación que faciliten sus transacciones comerciales, de manera efectiva.  En caso de ser necesario, se podrá coordinar acciones o comentarios a notificaciones que podrían afectar al comercio de productos agropecuarios ecuatorianos, todo esto en el marco técnico y de acuerdo a la normativa internacional aplicable.

Quito, 6 de mayo de 2019.- Ante la ocurrencia de Peste Porcina Africana (PPA) en China y otros países de Europa; la Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario (Agrocalidad) refuerza las medidas sanitarias para evitar el ingreso de esta enfermedad a nuestro país.

La Peste Porcina Africana es una enfermedad viral altamente contagiosa, considerada una enfermedad transfronteriza; que se puede propagar a través de cerdos vivos o muertos, domésticos o silvestres y de los productos derivados de los cerdos.

La PPA nunca ha sido detectada en Ecuador y es de notificación obligatoria. Esta enfermedad provoca grandes pérdidas económicas a la producción porcina de los países infectados ya que no tiene tratamiento ni vacuna preventiva, aunque no afecta a las personas, ni altera la inocuidad de la carne.

Como consecuencia de la expansión de la enfermedad la Agencia refuerza las medidas sanitarias para evitar su ingreso al Ecuador a través de las siguientes acciones:

  • Inspección y control en puntos fronterizos de acceso al país.
  • Inspección en maletas y equipaje de mano.
  • Inspección de embarcaciones (aviones y barcos).
  • Decomiso y destrucción de animales, productos y subproductos de cerdos cuyo ingreso está prohibido.
  • Intensificar el uso de alfombras sanitarias en los aeropuertos internacionales.

Si usted viaja al Ecuador es importante tomar en cuenta lo siguiente:

  • No traer productos de cerdo de países afectados por PPA.
  • No haber visitado sitios de producción o sacrificio de porcinos en países afectados por PPA en los últimos 15 días.
  • Si estuvo en un país afectado por PPA no deberá visitar predios, ferias de comercialización o centros de faenamiento de porcinos en Ecuador.

Así también, a todos quienes intervienen en la cadena de producción porcina, para mantener la salud de sus animales, resulta indispensable que refuercen su compromiso con la prevención. En este sentido, Agrocalidad recomienda mejorar las medidas de bioseguridad de las granjas, y restringir el ingreso de personas al predio; especialmente aquellas que hayan estado en países afectados.

Todos somos responsables de mantener al país libre de enfermedades de alto impacto en la producción y en el comercio internacional. Juntos podemos proteger a nuestra producción animal.