La Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario –AGROCALIDAD- apoya al sector productivo de los cultivos de arroz y maíz, a través de la campaña “Agrocalidad Previene”, cuyo objetivo es socializar a la ciudadanía la forma correcta de prevenir y controlar las plagas que afectan a estos cultivos, utilizando herramientas como las Buenas Prácticas Agrícolas  (BPA) y dentro de ellas el manejo integrado de plagas, el uso y manejo responsable de plaguicidas con talleres y capacitaciones en territorio.


Las BPA son un conjunto de principios, normas y recomendaciones técnicas aplicadas a los sistemas de producción agrícola, encaminadas a asegurar la calidad del producto entregado al consumidor utilizando métodos ambientalmente seguros, higiénicamente aceptables y económicamente factibles.


Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) Ecuador pertenece al grupo de 12 países megadiversos que en su conjunto representan entre el 60 y 70% de la biodiversidad del planeta, es decir que el país tiene un importante y único patrimonio natural, base del desarrollo económico, social, cultural y productivo.


En el campo, los cultivos están expuestos a las precipitaciones de la naturaleza y a diferentes plagas y contaminantes que afectan su producción, por lo que la Agencia ha desarrollado esta campaña con la que se implementará un plan estratégico de capacitaciones en primera instancia en las provincias de Guayas, Santa Elena, Los Ríos, El Oro, Manabí y Loja en las áreas de Sanidad Vegetal, Registro de Insumos Agropecuarios e Inocuidad de los Alimentos con la finalidad que los técnicos en campo contribuyan con su experiencia y conocimiento en beneficio del productor.


Estas acciones de socialización y capacitación serán posibles con corresponsabilidad, es decir el compromiso del Gobierno Nacional, productor, consumidor, empresas públicas y privadas.

La Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario –AGROCALIDAD- se encuentra garantizando la calidad fitosanitaria de 300 toneladas de uva de mesa producida en la provincia de Santa Elena; se estima que hasta finales del mes de enero de 2019, la empresa SanLucar exporte esta fruta al mercado europeo.

Los técnicos de la Agencia visitaron las instalaciones de SanLucar en Santa Elena, para verificar que la fruta se encuentre libre de plagas cuarentenarias y que esta cumpla con los requisitos fitosanitarios del país de destino, además supervisaron las instalaciones de las plantas empacadoras a fin de garantizar la inocuidad de la uva desde su recepción, selección, empaque y embarque al contenedor, así como el manejo integral del cultivo de exportación de esta fruta.

Las condiciones climáticas en Ecuador han demostrado ser óptimas para el cultivo de uva de mesa en esta provincia, ofreciendo un producto que está registrando una gran aceptación en países como Alemania, por su excelente calidad y sabor. La empresa SanLucar envió las primeras muestras de las variedades testadas en sus campos de ensayo de Ecuador obteniendo excelentes resultados, lo que llevó a elegir tres variedades (Crimson, Jack’s Salute y Sweet Globe) especiales para su comercialización en el mercado europeo.

Un total de 20 contenedores llegará en las próximas semanas al puerto de Róterdam, para su distribución entre las principales cadenas de supermercados europeas.
“Estamos muy satisfechos con la evolución de nuestro programa de desarrollo de la producción de uva en Ecuador, desde que lo pusimos en marcha en el año 2014, y especialmente agradecidos a Agrocalidad, por el respaldo y cooperación que constantemente nos están brindando”, explica Leonel González, Country Manager de SanLucar Ecuador”.

En la actualidad, en las fincas Santa Elena y Lourdes de la empresa SanLucar trabajan 200 empleados en una superficie total de 371 hectáreas, quienes se ocupan con pasión al cultivo de las variedades especiales de uva de mesa.

Esto representa un gran logro para el país, por lo que Agrocalidad trabaja de la mano con la empresa privada para garantizar la calidad fitosanitaria e inocuidad de la uva de mesa destinada a la exportación.

Del 10 al 14 de diciembre del presente año, se recibió la visita del Instituto de Medicina Veterinaria de Cuba, para la renovación y habilitación por primera vez de las empresas interesadas en exportar leche y subproductos lácteos hacia la República de Cuba.

En este sentido, la Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario – AGROCALIDAD ha realizado varios acercamientos con diferentes países con el objetivo de establecer vínculos comerciales para la exportación de leche y sus derivados. Como resultado de esta gestión, se han habilitado industrias lácteas para exportar productos hacia Colombia, República Dominicana, Costa Rica y México.

Durante la inspección de la Delegación Cubana a las industrias lácteas, se comprobó que tanto las instalaciones, como los procesos y procedimientos aplicados, cumplen con estándares nacionales e internacionales que garantizan la calidad e inocuidad para la elaboración de dichos productos.
Además, se verificó que las empresas, al contar con el certificado de exportación otorgado por AGROCALIDAD, tienen la capacidad de acceder a diversos mercados, lo cual traerá beneficios no solo económicos, sino reconocimiento nacional e internacional de cumplimiento de normativas, que garantizan que el producto elaborado es apto para el consumo humano.

El siguiente paso para culminar el proceso de habilitación de industrias lácteas hacia Cuba, será esperar el dictamen por parte del Instituto de Medicina Veterinaria de este país en los próximos meses, lo que representa, en caso que los resultados sean favorables, una nueva oportunidad para el sector lechero.

Del 3 al 4 de diciembre de 2018, se llevó a cabo en el auditorio de la Universidad de las Américas -UDLA, Campus Granados, el III Seminario de Inocuidad de Alimentos organizado por la Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario AGROCALIDAD, en colaboración con el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura -IICA y la carrera en Ingeniería Agroindustrial de la UDLA, el cual buscó crear un espacio de discusión para fortalecer los conocimientos técnicos y normativos sobre la inocuidad alimentaria y concienciar a los productores de alimentos, a fin de velar por la salud de los consumidores para garantizar la seguridad alimentaria en el país.

Este evento dirigido a profesionales y estudiantes contó con la participación de más de 300 personas de distintos sectores del país; es importante recalcar que AGROCALIDAD está haciendo énfasis en el fomento de las buenas prácticas de producción agropecuaria tanto para productos de exportación como para consumo interno, fortaleciendo tanto el marco regulatorio, como las competencias de los técnicos que realizan inspección, vigilancia y control en temas relacionados a la Inocuidad de los Alimentos.

Patricio Almeida, Director Ejecutivo de AGROCALIDAD, enfatizó que “todos debemos ser responsables de salvaguardar la soberanía alimentaria del país y agradecemos que la academia esté muy involucrada en este objetivo”.

Por su parte Rommel Betancourt, Coordinador General de Inocuidad de Alimentos de AGROCALIDAD,  manifestó “este acercamiento que tenemos con la academia en este caso con la UDLA es de beneficio mutuo, para la generación de conocimientos y el fortalecimiento de capacidades, ya que como autoridad de control debemos dar a conocer las exigencias nacionales e internacionales en cuanto a inocuidad de los alimentos, que hoy en día es una de las principales estrategias de prevención de enfermedades”.

Los expositores, nacionales e internacionales (Chile, Colombia, Costa Rica e Italia), expertos en áreas de investigación, producción y agronomía, compartieron a lo largo de 2 días temas que fueron desde la producción pecuaria para el control de resistencia a los antibióticos, efectos toxicológicos de los contaminantes de alimentos, hasta la Ley de Modernización de Inocuidad de los Alimentos de los Estados Unidos –Ley FSMA.

Con este evento se logró fortalecer los conocimientos profesionales en un foro técnico-científico-académico, donde el alma mater fue el escenario ideal de debate y discusión sobre la formación de personas con aptitudes académicas, cómo enfrentar los desafíos para la inocuidad alimentaria en el Ecuador, a fin de proteger la salud de los consumidores, el establecimiento de prácticas equitativas en el comercio mundial de alimentos e incentivar  la investigación, en aras de crear una red de conocimientos con sustento científico para el beneficio de nuestra población.