AGROCALIDAD PROHÍBE EL USO DEL ANTIBIÓTICO COLISTINA EN ANIMALES

Quito, febrero 2019 A partir del 15 de enero del año en curso, la Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario -AGROCALIDAD-, mediante resolución 003, resuelve prohibir la fabricación, formulación, importación, comercialización, registro y uso de productos que contengan el ingrediente activo colistina (polimixina E) o cualquiera de sus sales como parte de su formulación, para uso o consumo animal. Esta prohibición aplica para empresas importadoras, exportadoras, comercializadoras de productos farmacológicos que contiene colistina como parte de su formulación.

En este sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que si los países no toman las acciones necesarias para el 2050, la resistencia antimicrobiana cobrará más de 10 millones de vidas, convirtiéndose en la principal causa de muerte a nivel global.

Ante esta problemática el estado ecuatoriano, desde el 2017, trabaja bajo el enfoque multisectorial “Una Sola Salud” para abordar la Resistencia Antimicrobiana (RAM), en ese marco ejecuta el Plan Nacional para la prevención y control de la Resistencia Antimicrobiana, que apunta al uso racional de antimicrobianos, reducción de la incidencia de las infecciones con medidas eficaces de saneamiento, higiene y prevención de la infección, agricultura, ambiente, acuacultura y pesca, con la finalidad de trabajar articuladamente en acciones que mitiguen esta amenaza para la salud pública.

De esta manera, se ha identificado que el uso de la colistina como parte de la formulación de productos de uso y consumo veterinario representa un riesgo para la salud pública, al ser un antibiótico de uso restringido en medicina humana de última línea, utilizado en el tratamiento de infecciones multiresistentes. Por tal motivo, el uso excesivo e inadecuado de los antimicrobianos en el ámbito de la salud humana, animal y producción vegetal, ha incrementado la resistencia a los antimicrobianos en una gran variedad de patógenos (bacterias, virus, hongos y parásitos) presente en todos los países y grupos de edad, enmarcándose como una problemática mundial que requiere una solución multisectorial de carácter urgente.

Por lo expuesto, es necesario tomar medidas ante el uso indiscriminado de medicamentos veterinarios con colistina, según las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, que exige a los estados miembros realizar acciones para prohibir el uso de este antimicrobiano como promotor de crecimiento en animales, destinados al consumo humano con la finalidad de mitigar este riesgo sanitario.